Documento sin título

Ubicado en Europa mediterránea, Italia es uno de los países europeos de gran importancia turística tanto por su gran cantidad de historia como por su peculiar tradición y gastronomía, convirtiéndolo en uno de los lugares más populares para hacer turismo.

Está dividido en cinco regiones geográficas, y entre las ciudades más populares que posee son Roma, Milán, Venecia, Florencia, Bolonia, Nápoles y Pisa, además de contar con las islas de Sicilia y Cerdeña.

Gastronomia Italiana

La comida de Italia es variada. Refleja la variedad cultural de sus regiones así como la diversidad de su historia. La cocina italiana, está incluida dentro de la denominada gastronomía mediterránea y es imitada y practicada en todo el mundo. Es muy común que se conozca a la gastronomía de Italia por sus platillos más famosos, como la pizza, la pasta y el risotto, pero lo cierto es que es una cocina donde coexisten los abundantes olores y sabores del mediterráneo.

Ingredientes

Dentro de la vastedad de recursos gastronómicos podemos encontrar gran cantidad de ingredientes:

Verduras y Frutas

Las hortalizas y las verduras constituyen parte importante de la gastronomía italiana, sobre todo en el aspecto de los aromas y gustos que puedan otorgar a las comidas, se econocen tales como las spinacas o las setas para distintas preparaciones.
En cuanto a frutas, su empleo va desde la realización de los gelatos a su inclusión en los postres, también a manera de adorno.

Carnes y pescados

Italia brinda generosa gran variedad de carnes y pescados requeridos para diversidad de platos dentro de los que encontramos mayormente estofados o carne de ternera. Dentro de lo que son embutidos encontramos el prosciutto, que no es más que jamón, la mortadella o el salami. En cuanto a pescados, la zona más referida es Sicilia.

Arroces, pastas y quesos

En este rubro es donde se encuentra la importancia y trascendencia de la comida italiana, son sus pastas como las lasagnas, los macarrones o los raviolis acompañados de diversas salsas las que hacen las delicias de este país; el llamado risotto, que conocemos como arroz, es básico en esta cocina, que sirve de acompañante para una gran variedad de preparados aromatizados al igual que el spaghetti.

Pizzas y panes

Sin duda alguna, el plato más reconocido de la gastronomía italiana es la pizza, que con incontables variedades y aromas sigue siendo uno de los predilectos y más famosos. consiste en una masa de harina explayada sobre la que se coloca queso mozzarella, diversos ingredientes y es recubierta por salsa de tomate, que luego de una cocción en horno destila apetitosos olores. También presenta gran variedad de panes que, según el lugar o la localidad, adquieren características y caprichosas formas.

MENU ITALIANO

Usualmente, un menú italiano está estructurado de la siguiente manera:

Antipasto

Lo que comunmente llamaríamos entremés o entrada, suelen ser platos fríos como ensaladas con algo de embutidos, mayormente cuentan con vegetales u hortalizas.

Il Primo

Es el primer plato que, usualmente es caliente y viene a ser una sopa, ñoquis o pastas, aunque también hay varadas opciones vegetarianas.

Il Secondo

Este es el plato principal que suele componerse de carne o pescado y lleva algunos aderezos picantes; encontramos platos como el ossobuco, la bisteca a la florentina, el bollito misto o la busecca además de sus reconocidos embutidos.

Il contorno

Este es un plato de acompañamiento que bien puede ser una ensalada o verduras preparadas y que se sirve después del plato principal.

Il dolce

Es el considerado postre, generalmente dulce que presenta incontables variantes como los helados, pasteles, frutas o cremas.

Podemos ver que en ningún momento se ha mencionado a la pizza dentro del menú pues ésta es considerada como plato único y no suele incluírse como plato principal en el menú tradicional.